Saltar al contenido

Casas estilo mediterraneo

patio estilo mediterráneo

La casa de estilo mediterráneo se caracteriza por la manera distendida en un ambiente natural, fresco, sencillo, vibrante. El color y el diseño dejan el mando a la imaginación, los materiales naturales y la tradición, se conjugan para la creación de ambientes acogedores y cálidos.

A lo largo de toda la costa mediterránea, la tradición cultural, el colorido y el encanto, se dan cita para construir estas casas características. El empleo de técnicas constructivas sencillas, las contraventanas caladas, las celosías, los pisos enguijarrados, son algunos de los elementos constructivos, que se complementan con vajilla de cerámica decorada.

La premisa es dejar que la luz solar inunde las estancias. El color y el calor, promueven espacios alegres y llenos de vida. Es una decoración relajada y cálida.

Consejos para la decoración estilo mediterráneo:

El blanco es el protagonista por excelencia del estilo mediterráneo. Está presente en las fachadas de sus casas, en las paredes interiores. Pero puede alternarse con tonos aguamarina, ocre o verde oliva. La decoración no es sobrecargada. Las paredes pueden ser lisas, o rústicas, revocadas a la bolsa. Desprovistas de toda ornamentación, o vestidas con tapizados o cuadros. El uso de mosaicos para decorar las paredes está muy extendido.

Si te gusta el estilo mediterráneo te recomendamos este post para que veas como se decoran las terrazas con este estilo.

Los pisos son de materiales cálidos como la terracota y la madera. Pero también se utiliza el ladrillo y los mosaicos, distintivos de esta decoración. Los techos dejan las vigas a la vista. La presencia de los patios interiores, generalmente recubiertos de mosaicos o azulejos, es característica de este estilo.

El hierro forjado recorre la casa, desde los portales, hasta las lámparas, espejos, marcos, cocina, etc.

cama cabecero de forja

Las alfombras con diseños geométricos y colores vivos, son complementos que visten los suelos. Los tapizados también adoptan colores intensos, preferentemente en la gama de los rojos.

La vegetación está presente en esta decoración, ya sea en un centro de mesa, o en una maceta. Las plantas de interior tienen su presencia asegurada. Podemos colocar diversos floreros con especies diferentes, distribuidos por la casa. También es aceptada la creación de un minihuerto en la cocina.

La combinación de mobiliario español, con elementos moriscos, es muy apropiada para crear ambientes con personalidad propia.