Saltar al contenido

Decoración y Feng Shui

decoracion feng shui

El Palacio o Zona Central es el área más importante de cualquier construcción, pues viene determinado por el centro geométrico exacto, es decir, su punto de equilibrio.

En Feng Shui se llama corazón energético o Tai Chi. Debe tratarse de un espacio abierto, libre de obstáculos que impidan la circulación de energías hacia el resto de estancias, ordenado y limpio. Otra zona de la vivienda es el Palacio del Frente o de Agua, que se corresponde con la fachada principal de la vivienda.

En el caso de apartamentos pertenecientes a un edificio sería el lado correspondiente a los balcones, ventanales o cualquier otra abertura. Concretamente, sería el sector geográfico correspondiente.

En el caso de una vivienda unifamiliar la fachada principal tendría por lo general, además de balcones y ventanales, la puerta principal de entrada.Está íntimamente relacionado con la prosperidad, así que, además de contar con las formas externas adecuadas, deberá ser un espacio con grandes ventanales o balcones, por eso suele situarse aquí nuestra puerta principal de entrada.

Como norma general, nunca debe estar enfrentado a otros accesos. Si así fuera, se podría solucionar colocando objetos decorativos a modo de separador.El siguiente es el Palacio de la Montaña, que se corresponde con la fachada trasera de la vivienda. En el caso de apartamentos pertenecientes a un edificio, sería el lado que no tuviera (o apenas tenga) ventanas y puertas.

Está íntimamente relacionado con el descanso, por consiguiente, además de contar con las formas externas adecuadas deberá ser un espacio sin o con pocas ventanas para que sus paredes actúen a modo de protección.En el caso de que nuestro sector geográfico correspondiente al Palacio de la Montaña tuviera ventanas, podemos solucionarlo manteniendo éstas cerradas, con las persianas bajadas o con las cortinas corridas. Lo más importante es que no exista movimiento en esa zona: corrientes de aire, puertas de entrada, etc.

Así, para armonizar la puerta de entrada habría que colocar objetos decorativos estáticos que actúen a modo de protección.La puerta principal de entrada debe tener un amplio recibidor que comunique con el Palacio Central. Siempre ha de estar en perfecto orden y limpieza y que no haya obstáculos que impidan el paso, tanto al entrar como al salir. Hay que tener presente que actuará a modo de arco energético e influenciará notablemente sobre los habitantes de la casa.

En lo referente a pasillos, han de ser espaciosos y luminosos, pues actúan de interconexión con el resto de estancias.