Como amueblar el estudio para su hijo universitario

Al comenzar la universidad, su hijo adolescente comienza una nueva etapa de su vida. Con ella vienen nuevas experiencias que deberá afrontar con independencia.

habitación de estudio

Esa independencia entre otras cosas significa vivir en un espacio pequeño: un piso o a veces en un dormitorio. Esto es claramente diferente a pasar sus días en la comodidad de su hogar, en donde disfrutaba de mayor espacio, un dormitorio propio y posiblemente en él, un estudio. Su vida universitaria será diferente.

Las habitaciones juveniles tienen que ser lo más dinámicas posibles, y en este caso aún más. Para un estudiante universitario, un sofá cama es muy funcional y le proveerá comodidad y mayor espacio. Durante el día podrá ser utilizado para recibir amigos, mirar televisión y cuando sea el momento de descansar, la sala se convertirá en un dormitorio. Dentro de la amplia gama de muebles juveniles existentes, seguramente encontrará un sofá cama que sea del agrado y estilo de su hijo. Tome en cuenta que para darle mayor comodidad, se le puede agregar varios cojines, de diferentes colores y tamaños. Además la habitación lucirá muy acogedora.

En las habitaciones juveniles son pocos los elementos que se necesitan sin embargo hay algo que es sumamente importante y esencial: un estudio. Para que su hijo estudio con comodidad necesitará una silla cómoda, un escritorio y una lámpara. Seguramente su hijo tenga muchos libros y por lo tanto será necesario que cuente con una biblioteca si es que el espacio así lo permite. En el caso de que no sea posible, los libros se pueden acopiarse a los pies de la cama de su hijo.

Cuando se tiene que compartir la habitación con otra persona, el tema de compartir el estudio puede ser un problema. Es conveniente que se usen cajas de almacenamiento para poder identificar con facilidad y rapidez las diferentes prendas. Se pueden usar cubiertas en aquellas cajas privadas que su hijo no quiera exponer. En el caso de que necesite comprar una mesa de estudio, podrá conseguir un mueble juvenil acorde a las necesidades reales de su hijo.

Que no se cuente con un espacio amplio no quiere decir necesariamente que se tenga que vivir incómodamente. Si el espacio se planifica bien, se puede vivir con comodidad. Su hijo puede vivir con las mismas comodidades que tenía en su hogar y si eso sucede podrá estudiar cómo debe hacerlo.

Muchas veces ocurre que no se invierte ni mucho tiempo ni dinero en la decoración de estos espacios por ser transitorios. A veces se desea hacerlo pero no se cuenta con los medios, sin embargo, ninguno de estos motivos son excusas válidas para decorar con estilo el piso o habitación del estudiante. Muchos elementos pueden ser traídos de la propia habitación juvenil de su hijo: sus cuadros preferidos, su lámpara, etc. Eso no significará ningún gasto y para el joven será como tener un poco de su antiguo hogar en el nuevo.

Subir