Sala de estar de color rosado

La sala color de rosa

24 agosto 2011

Cada color tiene una carga simbólica que lo hace propicio para decorar ciertos ambientes sobre otros. Ello ocurre de manera especial con el rosa, eternamente asociado a lo femenino y a la edad infantil. Difícilmente se nos ocurra concebir al rosado fuera del dormitorio para niñas. Y sin embargo, ésa es precisamente nuestra propuesta: trasladar este delicado color a la sala de estar, generando un ambiente fresco, osado y juvenil.

La clave para ambientar un salón protagonizado por el rosa está en integrar diversos matices, desde el rosado pálido hasta el malva, el fucsia, el violeta y el lila. Desde los tonos más delicados hasta los más enérgicos, esta gama de rosas puede concertarse para componer decoraciones de muy variados estilos. Descubre cómo agregar encanto a tu salón incorporando esta tonalidad tan dulce como inesperada.

Rosa retro

El rosa intenso es un color ideal para transportarnos a la magia de décadas pasadas. Las líneas simples y suaves del mobiliario son la base adecuada para dejar que el fucsia se mixture con el blanco y el marfil, creando una ambientación como sacada de los años sesenta. Los sofás y las banquetas están inspirados en los muebles típicos de esa época, pero con el matiz purista de las tendencias contemporáneas, materializadas en los toques de gris y negro de algunos complementos. Un ambiente muy femenino para amantes de la moda y el estilo.

Rosa policromado

El rosa, el fucsia y el malva se abren al encuentro con otros múltiples colores vivos en este salón lleno de dinamismo y espíritu positivo. La espiritualidad se maximiza con la inspiración hindú presente los sillones bajos, las lámparas, los cuadros, las alfombras. La incorporación de muebles de estilo clásico, el juego de té shabby chic y el gran globo de cristal en el techo convierten a este amplio salón en un espacio ecléctico, donde los estilos disímiles armonizan tan bien como los colores.   La base de esta alegre mixtura es un rosa apenas perceptible en paredes y pisos.

Rosa frenético

El rosa en toda su intensidad da una avasallante personalidad a un living que, sin su presencia, luciría básico y sin interés. Para evitar el agobio, el poderoso fucsia de las paredes y cortinas se equilibra magistralmente con el tono crudo de sillones y muebles y los destaque oscuros del piso y los reposabrazos. A su vez, las ventanas pintadas de blanco son un detalle de máxima efectividad a la hora de dar mayor luminosidad al ambiente y atenuar el calor envolvente del rosa.

Rosa romántico

Color romántico por excelencia, el rosa viejo despliega toda su elegancia brindado delicadeza a una sala de estilo clásico. Los detalles rosados se hacen presentes en los textiles, las flores y un armario pálidamente pintado, detalles que realzan la belleza de de los apliques dorados sobre los muebles y paredes neutras.

Rosa dramático

Si se trata de aportar dramatismo e intensidad a la decoración, nada mejor que el fucsia combinado con el negro. Esta integración da un giro sorpresivo tanto a los muebles suntuosos como a los minimalistas, componiendo una lujosa ambientación de estilo francés no carente de caprichos juveniles. Las notas de blanco proporcionan el balance perfecto a la dramática composición.

Rosa casual

Sobre una base de blanco brillante, el rosa intenso se entrelaza con el violeta profundo y el naranja cálido para dar vida a una sala desenfadada, informal y siempre lista para el descanso. las cortinas y los almohadones se acoplan a los coloridos adornos para romper con la continuidad neutra de los muebles, pisos y paredes.

Hay (2) comentarios:

  1. Joseline

    20 de septiembre de 2011

    oMG estOz salOneZ ezTan BellizimOz :)

  2. lupita diaz

    15 de junio de 2012

    en verdad amo el rosa y acabo de comprar mi casa y asi quiero mis salas!!!!!!!! saludos

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen