Pintar paredes

Pintar paredes con rayas

18 marzo 2010

Decorar una pared con rayas significa un significa un cambio sustancial en el aspecto de una estancia y requiere de una serie de modificaciones en la decoración para ambientarla a una estética diferente.

Antes de decidir el uso de rayas en las paredes, debemos hacer una evaluación de la decoración existente, pues no siempre puede armonizarse con las rayas, también debemos elegir el sentido, ancho, color y cantidad de las rayas que se pinten. Todos estos elementos tienen un lugar significativo en el resultado final. Una pared pintada con rayas cuenta con un peso visual muy importante, lo que limita las posibilidades de agregar detalles ornamentales como cuadros, estatuas, jarrones, etc., que provocarían un efecto recargado si no son colocados adecuadamente.

Las rayas de las paredes pueden ser horizontales o verticales, las más utilizadas son las verticales. Debemos tener en cuenta que cuando aplicamos rayas a las paredes de una habitación, estamos saturando la visual, por lo que resulta conveniente pintar una o dos paredes de la misma, o pintar cierto sector en todas las paredes (por ejemplo: un friso en la parte inferior), pero nunca debemos cubrir totalmente todas las paredes con rayas. Es necesario aligerar el peso visual del resto de la decoración para evitar la saturación que produciría un efecto agobiante.

Una ventaja de este tipo de decoración está en que podemos hacerla nosotros mismos, abaratando considerablemente los costos.

Cómo pintar paredes con rayas:

Para pintar nuestras paredes con rayas tenemos que elegir el tipo de rayas que haremos, la habitación (preferentemente evitaremos el comedor, la cocina y toda habitación de alto tránsito, pues las rayas pueden aburrirnos rápidamente). Es mejor pintar una o dos paredes de la estancia para no sobrecargar.

Otra de las ventajas, es que si nos atrevemos a hacerlo nosotros mismos resulta muy económico. En primer lugar, necesitaremos varios botes de pintura, cinta de carrocero, un rodillo y una brocha fina para repasarlo todo. El método es muy sencillo y sólo tenemos que poner la cinta en la pared, asegurándonos de formar líneas rectas y comenzar a pintar comprobando que la cinta no se despegue por ningún sitio. Un buen truco es retirar la cinta cuando la pintura aún no está seca del todo.

El ancho de las rayas determina lo recargado del ambiente, las rayas gruesas recargan más. Las rayas finas y de colores muy claros o pastel, son muy sutiles y pueden pasar desapercibidas, son más apropiadas para dormitorios de bebés, la sala o la biblioteca. Las rayas anchas de colores fuertes pueden utilizarse para un dormitorio de adultos, la sala de juegos y espacios que requieran un ambiente fuerte y personalidad.

El sentido de las rayas determina el efecto visual que producen, las rayas verticales hacen los ambientes más altos y las horizontales los hacen más pequeños.

Debemos tener en cuenta que las paredes sobre las que apliquemos las rayas deben estar perfectamente lisas, pues las rayas acentuarán cualquier imperfección que presenten.

Hay (3) comentarios:

  1. wendyta

    3 de mayo de 2010

    me encantaria mas imagenes para poder majinar como quedarian los lugares donde uno aplicaria estas tecnicas.

  2. Cynthia

    5 de agosto de 2010

    Como puedo decorar mi sala con rayas y que colores debo usar si mis muebles son de color cafe y mi cocina esta pintada de color verde ya que la sala y mi cocina esta casi juntas.

  3. Noemi

    11 de agosto de 2011

    Excelente el artículo, me oriento mucho y despejo las dudas que tenía!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen