Diseñar jardines japoneses

Ideas para diseñar jardines japoneses

3 junio 2009

ideas-para-disenar-jardines-japoneses

El jardín japonés está integrado a la tradición de los hogares japoneses, tanto como a los templos, parques y castillos.

Los jardines japoneses son de gran refinamiento, y tienen su antecedente en el jardín chino.

Los jardines japoneses poseen una lectura geográfica y topográfica, están organizados de manera similar al archipiélago japonés.

En el segundo plano, tiene una visión cosmogónica, que se corresponde con la religión, donde un gran vacío, el mar, se llena con objetos que son las islas.

Los elementos de los jardines japoneses:

El elemento fundamental de los jardines japoneses es la roca, representando a una montaña o isla, y está ubicada en el mar, que representa al vacío. Se emplean principalmente rocas de origen volcánico.

Las rocas del recinto se llaman Shima, y por extensión, se aplica a todo el jardín.

Las rocas pueden atarse con cuerdas, como formando un recinto. Esta es una práctica china (los chinos utilizan rocas más redondeadas, y las japonesas son más irregulares). Las rocas se eligen de acuerdo a la forma, y se emplean sin modificaciones. El lugar que ocupan las rocas se llama Iwakura.

En los jardines japoneses se representa el monte Sumi, como una única roca en el jardín, pues esta montaña es considerada como el eje del mundo de esta religión.

Hay otras islas que se incluyen en estos jardines y que están rodeadas por el agua, estas piedras no se distinguen entre si.

Además de las rocas, estos jardines pueden contener, agua, una isla real, un puente que conecte con ella, una linterna y una casa de té.

Los elementos vegetales que se incorporan son cañas de bambú, plantas de hoja perenne, pino negro japonés, árboles de hoja caduca, como los arces, los que favorecen el crecimiento de helecho y musgo. También pueden incluirse flores de estación.

El jardín japonés debe cumplir los principios del equilibrio asimétrico, representar un paisaje de la naturaleza viva.

Para diseñarlo, elegiremos una cantidad de piedras pequeñas y grandes, para luego transportarlas al jardín, y allí realizar el diseño. Se colocan algunas paradas y otras acostadas. Se colocan primero las piedras grandes y luego las restantes.

Estos jardines poseen la belleza de lo inacabado. Las piedras no deben coincidir con los ejes de soporte de la casa, pues crearían un efecto de orden, sino que deben semejar un mar que fluye entre las estrechas aberturas entre las montañas.

Hay (2) comentarios:

  1. Walter Zuccarino

    18 de julio de 2009

    Espectacular…. Todos los hogares deben de estar disenados de esa manera, pues su flujo de energia es armonioso

  2. Andhrus

    27 de octubre de 2009

    Buenisimo! pero deberian hablar algo acerca de la Iluminacion y lamparas

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen