Vinilos para techo

El vinilo invade los techos

16 agosto 2011

Todas las partes de la casa son escenarios para la decoración, y el techo no es la excepción. Hoy más que nunca, hay divertidas y originales maneras de decorar el techo de nuestras habitaciones, sin necesidad de recurrir a grandes telares, apliques de yeso ni arañas de mil luces.

 Y es que arrolladora tendencia de los vinilos decorativos (que tanto se han visto en paredes, muebles y pisos), también ha llegado hasta el techo. Estas láminas adhesivas son una opción ideal para dar un giro inesperado a la monotonía del techo.

 Las ventajas son múltiples. En primer lugar, el material plástico del vinilo es resistente a la humedad y fácil de lavar. Las empresas dedicadas a su comercialización incluyen la colocación del vinilo, que es rápida y sencilla y no requiere –como la pintura- mover todos los muebles de lugar ni cubrirlo todo con papel de periódico. Además, pueden elegirse diseños totalmente individuales, adaptados a las necesidades de cada habitación, a un precio sumamente accesible. Un detalle decorativo en vinilo es mucho menos costoso que pintar todo el techo, y sin dudas genera un efecto mucho más atractivo. Y lo mejor es que cuando te aburres de un diseño, simplemente despegas la lámina y colocas otra en su lugar, haciendo mucho más fácil la redecoración.

Contrastes

Las líneas blancas de este vinilo floreado generan un interesante contraste con el negro del techo. Como enredaderas trepando por el cielorraso, este diseño lo tiene todo: es sofisticado, moderno y da lugar a la sorpresa.

Clásico

De líneas clásicas y señoriales, este vinilo cubre toda la superficie del techo, robándose el protagonismo de un salón minimalista.

Apliques I

Una llamativa idea es aplicar el vinilo en torno a la lámpara de techo, complementando su hegemonía. En este caso, las formas sinuosas que envuelven la lámpara antigua revisten de interés un salón de estilo clásico.

Apliques II

Una lámpara sencilla y alegre se complementa muy bien de flores al mejor estilo vintage. Los vinilos permiten atrapantes combinaciones de color, cubriendo un amplio rango que va desde los contrastes minimalistas hasta  diseños complejos como el de este aplique florido.

 Apliques III

El humor está a la orden en los novedosos diseños de vinilos, como este símil sombra que se contrapone a la sencillez de la lámpara real. Una excelente muestra de cómo con ingenio se logra dar un giro radical a una decoración que de lo contrario carecería de interés.

Continuidad

Los vinilos permiten dar una envolvente continuidad a las paredes y techos, produciendo interesantes efectos. Para no sobrecargar el ambiente, los diseños elegidos deben equilibrarse con muebles reducidos y discretos.

Murales

Las gigantografías de vinilo cubriendo todo el techo recuerdan a los antiguos murales en los palacios renacentistas. Con solo un revestimiento de este tipo ya es suficeinete para dar una dosis alta de distinción a cualquier dormitorio.

  A cielo abierto

Una intrépida opción son los murales de techo que imitan las galaxias del espacio exterior. Con la sencillez de un vinilo el techo desaparece ilusoriamente, como si la habitación fuese una nave espacial. Solo para espíritus audaces.

Hay (1) comentarios:

  1. hugo

    21 de marzo de 2012

    necesito ideas para una tienda d regalos con colores fiusha

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen