Decoración de colores

El naranja en la decoración de colores

2 junio 2009

el-naranja-en-la-decoracion-de-colores

El color es uno de los elementos principales de la decoración, es una herramienta versátil para otorgar cualidades especiales a los ambientes, debido a la influencia que tiene en la psicología humana.

La decoración de colores, es entonces una manera eficiente de lograr la ambientación que deseamos para cada espacio.

El color naranja es un color cálido, alegre, que transmite energía y optimismo, pero no es fácil de emplear en decoración. Por ejemplo, sobre las paredes, aplicado con rodillo u otro método que lo deje liso y parejo, produce una sensación de saturación nada favorable. Sin embargo, si recurrimos a técnicas como el esponjado o el degradé, podemos lograr resultados de belleza e interés. Pero siempre pintando el cielorraso de blanco.

Ideas para la decoración de colores en naranja:

La aplicación del naranja en la decoración de colores no es fácil, requiere de ambientes amplios, por ser un color cálido que acerca visualmente los planos.

Para combinar con paredes en naranja o con detalles naranja, podemos emplear muebles o accesorios en negro, que neutralizan el impacto del naranja, pero a la vez, lo realzan.

El naranja es ideal para combinar con ambientes decorados en tonos de verde, desde el verde suave, pasando por el kiwi, pistacho, etc.

El blanco siempre combina con el naranja, podemos aplicarlo a paredes y muebles blancos y sirve para atenuar su impacto, a la vez que lo realza.

Otra forma de utilizar el naranja es en accesorios, como cuadros, lámparas, cojines, etc.

Para la cocina es ideal, pues está asociado con la comida, pero siempre debe emplearse con moderación, ya que es una habitación naturalmente calurosa y de dimensiones, generalmente reducidas. El naranja puede despertar el apetito, por lo que utilizaremos esta cualidad para emplearlo o prescindir de él a la hora de decorar. El azul es su opuesto, por lo que reprime el apetito, por lo que podemos hacer uso de ambos colores combinados para lograr un equilibrio de sensaciones.

Una forma discreta de emplear el naranja en la decoración es a través de la tapicería, por ejemplo en cojines, ubicados sobre un sofá en tonos neutros claros. Una alfombra naranja, es una buena forma de llamar la atención sobre los pavimentos, siempre que la complementemos con tonos de blanco o beige.

Debemos tomar en cuenta siempre que utilicemos decoración de colores con naranja, que es un tono cálido e intenso, que debe ser atenuado con otros colores claros, para lograr un equilibrio en los ambientes.

Hay (1) comentarios:

  1. Isabel Murillo

    25 de mayo de 2012

    Gracias: de gran utilidad tus consejos!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen