Decorando muebles

Decorando muebles con pintura

7 julio 2010

Una de las maneras más sencilla, económica y efectiva de renovar nuestros muebles viejos es con pintura. La pintura nos permite no sólo renovar el aspecto los muebles gastados, sino que nos permite otorgarles una nueva función, dependiendo de los cambios que realicemos en su acabado.

Tipos de pintura para decorar muebles:

Una de las pinturas que nos permite los mejores resultados decorativos a la hora de renovar nuestros muebles es la pintura al óleo. Esto se debe a la ductilidad de estas pinturas que cuentan con una amplísima gama de colores, su textura nos permite lograr infinidad de matices. Pero esta técnica tiene dos inconvenientes a la hora de ser utilizada, el primero es la lentitud de su secado. El segundo es la dificultad de aplicarla, pues requiere de cierto dominio previo de las técnicas pictóricas, por lo que no está aconsejada para novatos.

Las pinturas acrílicas en cambio, se caracterizan por la facilidad de su aplicación y por su secado rápido. Además son lavables y pueden protegerse con barnices satinados o brillantes, los cuales sellan adecuadamente la pintura, brindándole una protección que extiende su duración.

Técnicas de pintura decorativa para los muebles:

Entre las técnicas de pintura decorativa, una de las que más aplicaciones ha tenido a lo largo de la historia del mueble es el marmolizado. Esta técnica ofrece un acabado de gran elegancia y un aire retro en los muebles decorados con ella. Es una técnica antigua que presenta una gran variedad en los efectos logrados a nivel de colores como de diseño.

La mejor manera de realizar esta técnica de pintura es utilizando un mármol verdadero como modelo, para poder copiar los diseños de sus manchas así como la variedad de colores y tonos que presentan los distintos diseños.

Los mejores resultados se obtienen cuando decoramos superficies que realmente pueden ser de mármol, como tapas de mesas, cómodas, pero también se ha utilizado en el pasado para decorar los frontis de cajones o para el mobiliario del baño.

Antes de comenzar a decorar con el marmolizado, debemos experimentar con un trozo de la misma madera para estar seguros de poder logar el efecto deseado.

La técnica del marmolizado consiste en pintar la superficie a cubrir con una base del color del mármol que queramos imitar, antes de que la misma se seque, aplicaremos líneas onduladas con pintura muy diluida, utilizando un pincel linner. De esta forma, las líneas se extenderán naturalmente sobre la superficie de la pintura, con un efecto similar al de las vetas del mármol. Como acabado de esta pintura utilizaremos barniz incoloro brillante.

El estarcido es otra técnica decorativa que da excelentes resultados a la hora de renovar nuestros muebles. Es una técnica sencilla que no requiere conocimientos previos de dibujo o pintura. El estarcido se realiza empleando plantillas que pueden ser compradas, pero también podemos hacerlas nosotros mismos en acetato o papel para estarcir. La gran ventaja de esta técnica es que podemos aplicarla sobre cualquier base, aunque la mejor es la pintura satinada. Aplicamos las plantillas y sobre ellas el color deseado. El color puede aplicarse con pincel de pelo corto, con muñequilla de trapo o simplemente con un spray para pintar.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen