Decoración en estilo antiguo

Decoración en estilo antiguo

3 diciembre 2009

Decoración en estilo antiguo

La mezcla de lo antiguo y lo moderno en la decoración puede producir resultados espectaculares si se hace correctamente, sobre todo en las casas antiguas, donde los elementos arquitectónicos vienen del pasado y el equipamiento puede ser moderno.

La idea es adoptar una nueva concepción del espacio interior, similar a la tipología del loft. Esto se logra uniformizando la decoración interior, manteniendo una coherencia de estilo en todas las habitaciones. Lo que no podemos hacer es mezclar una cocina high tech con un comedor campestre.

Evitaremos recargar las paredes, por ejemplo, manteniendo el mismo color, o si se elige un color distinto, que sea para una pared dentro de una habitación y las restantes, serán blancas. En este caso, elegiremos la pared opuesta a la fuente de luz natural para dejarla con color. Si las paredes cuentan con zócalos, los pintaremos del mismo color, para evitar restringir el espacio interior.

Es preferible utilizar muebles minimalistas en lugar de los que son de gran tamaño. También nos decantaremos por los materiales rústicos, que se adaptan mejor a cualquier ambiente.

La instalación de spots en el suelo provoca un efecto teatral muy agradable para los momentos de relax, y es sencillo instalarlos.

En una casa moderna, podemos instalar piedra rústica o madera para revestir las paredes, esto le otorga un aire añejo. El revestimiento puede complementarse con una escultura de piedra artificial.

No olvidemos que la casa debe ser práctica y funcional para que la decoración funcione.

Decorando casas modernas con mobiliario antiguo:

En el caso inverso, cuando la casa es de reciente construcción, podemos incorporar el equipamiento antiguo para crear un efecto decorativo. La decoración antigua es más recargada que la moderna, por lo que no podremos emplear este tipo de decoración en espacios reducidos, como los monoambientes, pues la sensación sería agobiante.

Los tejidos utilizados en este caso, serán los linos, gasas, fibras naturales, entre otros. El acero se puede combinar con los mármoles y las maderas, para producir un efecto sofisticado.

La iluminación es un detalle fundamental, luz indirecta artificial y abundante luz natural realzarán los espacios.

Los objetos antiguos encuentran su sitio en la casa moderna y pueden combinarse con elementos modernos. La clave está en mantener el equilibrio visual. Para ello, nos podemos ayudar con una cámara fotográfica, tomando fotos de cada rincón donde hayamos colocado un elemento decorativo. Si al verlas, nada nos llama la atención de manera estridente, es que logramos el tan ansiado equilibrio.

Una pared de espejos puede perfectamente adaptarse a un sillón de estilo y un armario tallado, alternándolo tal vez, con una mesa de centro de cristal con pie de madera en forma de escultura.

Podemos complementar el conjunto con una alfombra oriental de diseño geométrico, o por el contrario, con una alfombra de diseño tradicional, que armonizará tanto con muebles antiguos, como con muebles modernos.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen