Decoración con alfombras y tapetes

Decoración con alfombras y tapetes

23 febrero 2009

Decoración con alfombras y tapetes

Las alfombras y tapetes nos aportan calidez y confort, creando ambientes que invitan a vivirlos. Su valor estético es indiscutible, además de poseer cualidades aislantes acústicas, ya que absorben el sonido, y térmicas, aislando del frío en la época invernal.

Una de sus principales ventajas es su fácil colocación, pues no requieren obra.
Se adaptan fácilmente a cualquier tipo de ambiente. Son mucho más económicas que un piso de obra y crean ambientes cálidos y acogedores.

Su principal desventaja es que no pueden estar en contacto con la humedad, por tanto no son recomendadas para cocinas y baños. Son muy susceptibles a las manchas y acumulan polvo, por tanto su mantenimiento requiere ciertos trabajos especiales. Están especialmente contraindicadas en caso de personas alérgicas.

La decoración con alfombras y tapetes:

Existen infinidad de alfombras y tapetes, de distintas texturas, fibras, estilos, colores, tamaños, etc. Para la mejor elección, debemos conocer los distintos tipos y sus características.

Entre los distintos tipos de alfombras y tapetes tenemos: las moquetas, que son alfombras perimetrales, que se colocan de pared a pared, cubriendo todo el piso de una habitación. Van adheridas al piso y llevan un zócalo de remate.

Las alfombras modulares o baldosas, son pequeños cuadros de alfombras con base de caucho, que se colocan como una moqueta, pero sin necesidad de cementarlas al piso. Algunas poseen una capa de adhesivo que facilita la colocación. Son ideales para zonas de alta exposición a suciedad, pues se pueden cambiar fácilmente, sin necesidad de levantar todo el piso.

Las carpetas, son las alfombras clásicas, que van apoyadas en el suelo, y tienen dimensiones predeterminadas, sirven para delimitar espacios. Tienen una función decorativa fundamental.

Las texturas de las alfombras, dependen del tratamiento que se de a los hilos, y del tipo de fibra que se emplee en ellas.

El buclé es una textura de rulo, con hilos compactos alineados a la misma altura. Es de fácil mantenimiento, pues mantienen la suciedad en la superficie. No acusan las pisadas, por lo que son indicadas para dormitorios infantiles y para zonas de alto tránsito, como escaleras.

El buclé puede ser liso o estructurado, el estructurado tiene diferentes alturas de rulo, que lo hace muy atractivo, pero con las mismas características que el liso.

Las alfombras y tapetes de pelo cortado, tienen una textura de tacto suave, con aspecto aterciopelado. Se presentan en diversos precios y calidades, dependiendo de la cantidad de hilos, a mayor cantidad de pelo, más mullidas, y su resistencia y costo aumentan. Las tipo frieze, tienen el pelo retorcido.

Las alfombras de pelo combinado, mezclan el buclé con el pelo cortado.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen