Construcción y diseño de jardines urbanos

Construcción y diseño de jardines urbanos

8 marzo 2009

Construcción y diseño de jardines urbanos

La jardinería es una actividad muy entretenida y saludable, pero por otra parte, requiere esfuerzo y mucha paciencia, los resultados no son inmediatos como en otras actividades y necesitan de conocimientos, tiempo y espacio disponibles.

El diseño de jardines urbanos implica una planificación cuidada y minuciosa, sobre todo en el caso de espacios reducidos, terrazas o balcones. En primer lugar, diseñaremos el jardín, luego elegiremos las especies adecuadas para el clima de nuestro jardín, nos informaremos de las necesidades de luz, temperatura y humedad de cada una de ellas, para poder ordenarlas de la manera más conveniente para su cuidado y que reciban la cantidad de luz necesaria.

A la hora de elegir las especies de nuestro jardín, consideraremos el tiempo que disponemos para su cuidado, si es escaso, nos decantaremos por plantas de fácil mantenimiento.

Nuestro jardín requiere no sólo plantas, también necesita una estructura ordenadora, caminería, bancales, accesorios, y para ello debemos realizar un proyecto y llevarlo a cabo, previamente a la plantación de las especies. De acuerdo a nuestro proyecto, la complejidad será mayor o menor, y requerirá de obra.

La construcción y diseño de jardines:

Un jardín requiere de caminos y en general de una zona pavimentada, principalmente circundando la casa, esto además evita humedades por capilaridad en la vivienda.

En todo jardín junto a una casa, debemos instalar sumideros para desagote, pues de lo contrario, el agua de lluvia y de riego, se estancaría y dañaría el terreno, provocando problemas en la vivienda. Las zonas pavimentadas tendrán una leve pendiente en dirección de los sumideros, para evitar la acumulación de agua.

Los bancales son muy utilizados en el diseño de jardines para la siembra de algunas especies, deben tener un orificio de salida del agua y material de relleno como cascotes o grava en el fondo, para que la tierra no escape por el orificio. Luego utilizaremos una capa de tierra una de guijarros para airear la tierra y otra capa de tierra. Estos bancales pueden ser de diversos materiales, hormigón, ladrillo, piedra, etc.

La caminería de ser posible tendrá un trazado curvilíneo, para dar movimiento al espacio, los caminos rectos contrastan mucho, creando un efecto de corte en el jardín.

También podemos incluir muebles de jardín, como ser una banca, un gazebo, pergolado o glorieta, que dan mucha vista y son ideales para los días soleados.

Cuando tengamos los elementos de obra incorporados, podremos proceder a la plantación de nuestro jardín, realizando una selección cuidadosa de especies, agrupándolas por necesidades de agua y soleamiento. Dejando las plantas trepadoras en la parte que va contra los muros y delante de ellas las restantes especies, en orden de crecimiento, con las más pequeñas adelante.

Hay (1) comentarios:

  1. Argenis Manuel Ramos

    4 de octubre de 2009

    Estimados Sres. de “Universo Decoración”, todos sus comentarios, en general, son muy útiles. Sólo uno, aunque parece razonable, botánicamente no es apropiado. Me explico: Usar “cascotes de construcción”, como material para el drenaje de las jardineras, sobretodo si son de cemento o concreto, les viene muy mal a la gran mayoría de las plantas de jardín (que se avienen a suelos neutros y ligeramente ácidos), puesto que estos desechos de naturaleza calcarea, alcalinizan el suelo/la tierra, y esta es una de las causas de la clorosis (amarilleo en las hojas e incapacidad para realizar la fotosíntesis).

    Saludos.

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen