Un jardín en casa

Cómo crear un jardín en casa

5 julio 2010

El jardín ha pasado a ser un ambiente más de la casa y como tal debe diseñarse. Para crear un jardín en nuestro hogar debemos primero realizar un plan, definir el uso que deseamos darle, qué funciones debe cumplir de acuerdo a los hábitos familiares. En este resumen deben estar incluidos todos los miembros de la familia, también las mascotas, las que deben tener un espacio dedicado especialmente para que puedan disfrutar a sus anchas de la naturaleza.

Sin importar si estamos frente a un jardín pequeño o grande, campestre o urbano, el principal elemento rector será la propia casa, su planta y desarrollo, el jardín debe estar de acuerdo al tamaño, materiales, estilo, colores de la casa, como cualquier habitación. A partir de estos datos, se deben establecer las bases para el diseño del jardín, que debe funcionar como un intermediario entre el interior y el exterior.

Hay una serie de elementos funcionales y ornamentales que aumentan las utilidades que el jardín puede rendir como las pérgolas, quinchos, barbacoas, piscinas, fuentes, etc. Para equilibrar el peso visual de estos elementos, es necesario incorporar plantas de gran porte o colorido que aporten la dosis necesaria de naturaleza.

El diseño formal del jardín es muy importante, debemos dividir las zonas ocupadas por volúmenes (vegetación, elementos ornamentales, etc.), las zonas de sombra, las zonas libres (caminería y césped) y todas ellas deben combinarse de una manera equilibrada.

La vegetación que se incluya debe compensar las líneas dominantes del espacio como las construcciones donde predominan las líneas rectas, o la vegetación, caminería, ondulaciones del terreno, etc., donde predominan las líneas curvas. Un jardín curvilíneo inmerso en una vivienda de formas marcadamente rectas produce un efecto visual chocante, en estos casos, es mejor adoptar las líneas dominantes.

El equilibrio no significa destinar la misma superficie a cada zona, sino que visualmente resulten un conjunto armonioso, donde ningún elemento resalta ostentosamente sobre los demás.

El jardín debe resultar atractivo, invitar a recorrerlo. Es necesario que todos los sentidos estén contemplados en el diseño de nuestro jardín, incorporando sonidos que pueden ser los de una fuente, aves, etc., aromas de la vegetación, el colorido de las flores, las diversas texturas tanto de la vegetación como de los materiales empleados para los elementos ornamentales. Especies como las casuarinas atraen a las aves y resultan verdaderas cajas de resonancia del viento, plantas aromáticas como las azaleas invadirán el jardín con sus fragancias.

Podemos destinar un rincón del jardín a la naturaleza salvaje, donde dejemos que las plantas crezcan libremente, permitiendo incluso las hierbas silvestres.

Algunos consejos para diseñar el jardín:

Podemos elegir varios focos de interés para nuestro jardín, que pueden estar dados por diversos elementos, un banco, una planta exótica, una fuente, una escultura, etc.

La caminería debe formar un circuito que permita recorrer el jardín. Los materiales deben armonizar con los materiales de la casa.

Elegir plantas que requieran escaso mantenimiento simplificará el cuidado del jardín.
Es preferible seleccionar pocas variedades de especies y plantas varios ejemplares de cada una.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen