Buhardillas

Una buhardilla puede convertirse en un espacioso loft multifuncional para aprovechar todos los espacios de la casa.

Una buhardilla puede convertirse en una acogedora biblioteca con solo en unos pocos pasos.

Las buhardillas constituyen el último piso de una casa con techos inclinados, a la que se accede por medio de escaleras interiores que suelen ser plegables, pues la entrada por lo general se encuentra en una trampa en el techo.

La buhardilla es uno de los espacios más conflictivos a la hora de la decoración. Sus techos inclinados y de poca altura, hacen que existan zonas de difícil utilización, por lo que tendremos que buscar la manera de aprovecharlas al máximo.